EL POETA QUEMA LAS CARTAS DE SU VIEJO AMOR

 

Pienso al quemar tus cartas una a una

si se pueden quemar también los besos,

las caricias, las horas, los deseos,

si el querer es lo mismo que la espuma.

 

Si el amor que se nutre con la luna

con el tiempo se borra, y el regreso

imposible del todo es por el beso

que los días dejaron en la bruma.

 

Y éstas que veo arder, tristes quimeras

fueron de un día, vida, sentimientos,

trozos de eternidad ahora quemados.

 

Quiero pensar que aquellas las primeras

cartas que te escribí, aquellos momentos

viven aún siquiera en tu pasado.

(texto: Luis Díaz Viana /música y voz: Joaquín Díaz)